Una faena sorda y una fenomenal estocada

Justito de raza y fondo, el cárdeno que rompió plaza fue novillo fijo, pronto, noble, de humillados embroques y deslucidos finales. A ‘Chaparrito’ le construyó Ángel Jiménez la faena sorda de la tarde. La desesperante falta de chispa del ejemplar de La Quinta impidió que la templada faena del novillero sevillano encontrara eco en los […]