Un lote para consagrarse

Con el Reglamento Taurino en la mano, no tengo ningún tipo de duda de que Ginés Marín debió de añadir a su estadística particular una nueva puerta grande venteña. Lo cierto es que el público soberano demandó mayoritariamente la oreja del encastado Garcigrande que cerró plaza. Sucede que el presidente Juan Magán, haciendo prevalecer su […]