CRÓNICA. El Diario Montañés: Semana Grande de Santander 27-07-2018

Tres puertas grandes, tres

Enrique Ponce, El Juli y Ginés Marín aprovechan el manejable y noble encierro de Garcigrande

Enrique Ponce logró ayer tarde reeditar el clamoroso éxito que alcanzó en la feria de Santiago de 2016 frente a toros de Miranda y Moreno. Volvieron a sonar en el coso de Cuatro Caminos los compases del tema central de la película ‘La Misión’. :: FOTOGRAFÍAS: JAVIER COTERA
Enrique Ponce logró ayer tarde reeditar el clamoroso éxito que alcanzó en la feria de Santiago de 2016 frente a toros de Miranda y Moreno. Volvieron a sonar
en el coso de Cuatro Caminos los compases del tema central de la película ‘La Misión’. :: FOTOGRAFÍAS: JAVIER COTERA

SANTANDER. Lució el cielo un terno panza de burra y plata. Tarde bochornosa y pegajosa. Los abanicos echaron humo. Los gintonics implorados como agua en el desierto. Los tendidos prácticamente colmados. Se rozó el lleno en Cuatro Caminos. Ambiente festivo y chirene. Sugestionado el respetable antes de iniciarse el paseíllo. Todo el mundo dispuesto a vivir y participar de un festejo, programado de antemano, para el recuerdo. Por si tienen dudas de ello, ya en el programa de mano se informaba que, en el transcurso de la lidia del primer o cuarto toro de la tarde, la banda de música interpretaría los sones del cinematográfico ‘El oboe de Gabriel’ .

Seguir leyendo >