CRÓNICA. El Diario Montañés: Semana Grande Santander 28-07-2018

Alejandro Marcos redime el festejo

Impresentable, inválida, descastada y rajada corrida de los tres hierros de la Casa Matilla

De todos los jóvenes diestros que han pasado hasta el momento por el coso de Cuatro Caminos, el salmantino Alejandro Marcos ha marcado las diferencias. Para muestra, este pulseado y ceñido derechazo instrumentado al sexto de la tarde. :: FOTOGRAFÍAS: JAVIER COTERA
De todos los jóvenes diestros que han pasado hasta el momento por el coso de Cuatro Caminos, el salmantino Alejandro Marcos ha marcado las diferencias.
Para muestra, este pulseado y ceñido derechazo instrumentado al sexto de la tarde. :: FOTOGRAFÍAS: JAVIER COTERA

SANTANDER. Una costumbre heredada de mi abuelo me empuja a estar acomodado en mi localidad una hora antes de comenzar cada festejo. Lo hago en Sevilla, Madrid… y en Santander. Pocas cosas más hermosas que ver tomar vida a una plaza de toros. Si es Cuatro Caminos, ni les cuento. El caso es que, por más que lo intento, no deja de sorprenderme lo apurados de tiempo que llegan los aficionados santanderinos a los tendidos. Cinco para ser exactos. Con lo exiguos e incómodos que son los vomitorios y pasillos. Mi no entender.

Seguir leyendo >