Bravos toros, bravos toreros

Arrastrado el tercer toro de la tarde, un cinqueño que rebañó con su pitón derecho los muslos de Roca Rey y que, a pesar de descolgar la cara en el embroque por el lado izquierdo, nunca quiso ir de verdad hacia delante, cambió el signo de la tarde. En buena parte, gracias al encastado comportamiento […]